Tarta fresca de crema de orujo y gelatina de café

Hola a todos!!!

La tarta de hoy la hice para el cumpleaños de mi padre. Mi padre es goloso pero no le gusta cualquier cosa… Así que sabía que con este postre tenía muchas opciones de acertar. Se trata de una tarta fresca de crema de orujo con una capa de gelatina de café.

Los ingredientes que usé fueron los siguientes:

110 gr de queso de untar
300 ml de nata líquida
1 sobre de cuajada
115 gr de azúcar
100 ml de crema de orujo
10 galletas
25 gr de mantequilla

Para la gelatina de café:
2 hojas de gelatina
125 ml de agua
1 cucharada de café soluble
1 cucharada de azúcar
aroma de café (opcional)

Vamos con la elaboración. En un cazo ponemos a calentar la nata a fuego medio.

Yo incorporé ya la crema de orujo para que el alcohol vaya reduciendo, y así no quede un sabor muy fuerte.

Añadimos el azúcar y el queso, y removemos con unas varillas hasta que no queden grumos.

Incorporamos el sobre de cuajada y seguimos removiendo hasta que espese.

Mientras enfría vamos preparando la base de galleta. Para ello trituramos las galletas, hasta que queden en polvo. Yo utilicé unas galletas María con cereales.

Mezclamos las galletas con la mantequilla, imprescindible que esté blanda, en el molde, si queréis previamente engrasado. Vamos aplastando y mezclando hasta que quede una masa compacta como base.

Vertemos la masa sobre la base de galleta.

Ahora vamos a hacer la gelatina. Para ello en un cazo ponemos a calentar el agua, el café y el azúcar. Removemos hasta que se deshaga el azúcar.

Mientras hidratamos las hojas de gelatina poniéndolas en remojo durante unos minutos.

Incorporamos la gelatina al cazo, ya retirado del fuego y removemos hasta que se integre.

Dejamos enfriar y vertemos sobre la tarta. Debemos dejar enfriar unas horas en la nevera, para que tanto la tarta como la gelatina obtengan la textura adecuada.

Con la tarta ya lista, desmoldamos con mucho cuidado y ya está lista para decorar. Yo usé unas bolitas de arroz cubiertas de chocolate blanco riquísimas, que le dieron un toque ideal a esta tarta y unos granos de café.

Este fue el resultado final y por suerte acerté de pleno con mi padre, le encantó, igual que a todos los demás. Fue una opción muy acertada, sencilla, y con un toquecito a licor y café ideal para el postre.

Hasta la próxima y have a sweet day!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>