¿Cómo preparar una mesa dulce infantil?

Comuniones. Bautizos. Cumpleaños. Todos nos esforzamos mucho para que las fiestas resulten tan perfectas que todos salgan de ella con una enorme sonrisa en los labios. Y cuando decimos mucho queremos decir mucho, pues hay demasiadas cosas a las que prestar atención. Una de ellas es la mesa dulce infantil, también conocida como candy bar, donde colocamos todo tipo de productos de repostería con la intención de hacer rebosar de alegría a los más pequeños y a las más pequeñas. ¿Estás planeando preparar una? ¿Quieres que te echemos una mano?

 

¿Cómo calcular una mesa dulce para niños?

Antes de entrar en materia acerca de los tipos de dulces que deberíamos colocar en una mesa dulce para niños vamos a resolver una gran duda que preocupa a la inmensa mayoría de quienes tienen que prepararla. Hablamos de las cantidades. Porque si bien nos suele preocupar que sobre una cantidad enorme de comida, más duele aun cuando los dulces se terminan demasiado pronto y la mesa permanece vacía durante buena parte de la fiesta. Y es evitable, porque en Dulcemisú vamos a darte unos consejos para no te suceda.

Por supuesto, no existen cifras exactas acerca de esta cuestión. Pero sí cifras orientativas que pueden ayudarnos a no quedarnos claramente cortos. ¿Qué cifras? Pues que los niños suelen comer de media unas catorce piezas dulces cada uno a lo largo de una fiesta larga. Siete en aquellos casos en los que previamente hayan comida otros alimentos como aperitivos salados tipo sandwichs o patatas fritas. Esto puede servirte de referencia a la hora de cómo calcular una mesa dulce. Eso sí, mejor no ajustarte estrictamente a estas cifras.

En su lugar, lo más conveniente es que prepares un número de piezas dulces principales que encaje con algunas de estas cifras y, además, dispongas de otros dulces menos elaborados que puedas sacar en caso de que la mesa se quede vacía. Así, si ocurre que la mesa no se queda vacía, los dulces sobrantes que tenías guardado por si las moscas no te provocarán una tristeza tan profunda como si fueran dulces muy elaborados. ¿Lo tienes? Ahora es momento de ver qué poner en una mesa dulce infantil.

 

¿Qué poner en una mesa dulce infantil?

Todas las personas que se disponen a preparar una se preguntan qué lleva una mesa dulce infantil. Las dudas son normales, pero desde Dulcemisú queremos dejar un mensaje claro: lo más importante es que te sientas libre para preparar una mesa a tu gusto. La creatividad es oro. No obstante, y por si te sientes muy perdido, nosotros vamos a darte unas cuantas orientaciones que pueden ayudarte. A partir de aquí, es cosa tuya. Tomate todas las libertades del mundo para contradecirnos y montar una mesa auténticamente tuya.

Dicho esto, uno de los productos estrellas de las mesas dulces son los cupcakes. Son los primeros productos que se nos vienen a la cabeza cuando nos preguntamos cómo hacer una mesa dulce. Por varias razones. Están ricos, a los niños les encantan y nos permiten un buen margen decorativo, algo perfecto ya que las mesas tienen mucho de impacto visual. Lo mismo ocurre con las galletas. La versatilidad de sabores que nos ofrece, así como su buena estética, nos aportan mucho en una mesa dulce infantil. Estos dos no deben faltar.

Otros productos de repostería muy interesantes para una de estas mesas de celebración son los bombones, tanto de chocolate como de mucho otros sabores, las golosinas variadas o las piruletas de caramelo. Y en relación a cómo decorar una mesa dulce infantil, es justamente en este punto donde debemos echarle imaginación. Los elementos deportivos o de dibujos animados pueden elevar una mesa dulce al siguiente nivel. Es cuestión de dar unas vueltas a las ideas. ¡Seguro que te queda magnífica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>